La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez Torres, la CREG y actores del sector energético ratificaron el compromiso de reducción de tarifas de energía.

Después de cuatro semanas de la puesta en marcha del cronograma con las medidas a corto y mediano plazo para mitigar el alza de las tarifas de la energía eléctrica en Colombia, la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez Torres, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) y actores del sector energético ratificaron el compromiso de reducción de tarifas de energía.

Este compromiso ya tuvo unos resultados –en su primera etapa de negociaciones-: 82 empresas se unieron al Pacto por la Justicia Tarifaria, para disminuir las tarifas de energía eléctrica para los colombianos.

“Este Pacto por la Justicia Tarifaria es la respuesta a ese clamor de los ciudadanos que han visto su bolsillo a casusa de las elevadas tarifas de energía eléctrica. Sabemos que desde diciembre de 2020 ha habido un efecto inflacionario en las tarifas derivado de una situación global, pero que ha afectado de manera diferenciada a los pobladores colombianos, en particular, a los de menores recursos”, precisó la ministra Vélez.

Según el cronograma planteado, el pasado siete de octubre se cumplió el plazo de la etapa de ajustes en las metodologías tarifarias y en los contratos de energía.

Las generadoras, transportadoras, distribuidoras y comercializadoras manifestaron públicamente su voluntad de acogerse al Pacto por la Justicia Tarifaria y buscar alternativas para reducir efectivamente y, en el corto plazo, las facturas del servicio de energía eléctrica en los distintos rincones del territorio nacional.

Según reportó Vélez, 82 empresas se sumaron a las medidas para reducir los componentes de generación, transmisión y distribución. En total, 952 contratos entre generadores y comercializadores fueron modificados, de los cuales 54 % se asocian al mercado regulado y 46 % al mercado no regulado.

Según con la funcionaria, los acuerdos entre empresas de generación, comercialización y distribución de energía en Colombia, y el Pacto por la Justicia Tarifaria en sí, son los primeros de una serie de pasos necesarios para lograr la transición energética justa.

De acuerdo con la ministra, en primer lugar, se evidenció una renegociación de los contratos bilaterales, que ha permitido afectar a más del 69 % de esas negociaciones (de la compra y venta de energía que se da entre generadores y comercializadores).

Por otro lado, se han involucrado a seis de las 11 transportadoras de energía y a la mitad de las empresas distribuidoras. “Todo esto nos da un balance general que va a impactar positivamente las tarifas de energía en el país. A finales de este año percibiremos una reducción que está del orden de entre 4 % y 8 %”, ratificó Vélez Torres.

Entre tanto, la funcionaria reveló una segunda medida derivada del Pacto por la Justicia Tarifaria: en adelante, el indexador -que es el mecanismo con el cual se afecta cada uno de los componentes de la tarifa- será el menor entre el IPP y el IPC; de manera que se controle la inflación que se evidencia en las tarifas de energía.

Autor entrada: Actualidad Zuliana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.