Sentenciado a 15 meses de prisión educador en Santander por acoso sexual a una estudiante menor de edad con mensajes de WhatsApp

Sentenciado a 15 meses de prisión educador en Santander por acoso sexual a una estudiante menor de edad con mensajes de WhatsApp.

El Juzgado Primero Penal del Circuito de San Gil le impuso esta condena, de primera instancia, al Roque Julio Bermúdez, profesor del Instituto Técnico Aquileo Parra, de Barichara.

Los hechos ocurrieron entre el 27 de mayo y el 8 de junio de 2020, en plena cuarentena por el covid-19, cuando el procesado ejercía como profesor de dibujo técnico en el grado décimo.

“Valiéndose o aprovechándose de la autoridad o poder que le confería ese cargo, a través de la aplicación whatsapp de su teléfono celular, en desarrollo y con ocasión de actividades académicas propias de la asignatura, acosó, hostigó y accedió a través de mensajes, chats, palabras, frases, preguntas y otras actitudes insinuantes a su estudiante de 15 años de edad”, se cita en el fallo judicial.

Este asedio se dio “de forma persistente para que la menor le enviara fotos íntimas solicitándole fotografías de su cola y de su cuerpo entero en pijama, indicándole que no le contara a su progenitora ni a su mejor amiga, lo que conllevó a que la estudiante lo bloqueara”.

Entre la menor de edad y el docente, de 63 años, había comunicación por whatsapp ya que en ese año, 2020, las clases en Colombia se impartían de manera no presencial. Era el año de la pandemia.

Según aseguró a Ecolecuá la propia víctima, más estudiantes tuvieron acoso sexual de Bermúdez “antes de la pandemia y en diferentes épocas”.

Dijo que las demás menores se abstuvieron de denunciar por temor, por su condición socio-económica y porque el educador era una persona muy reconocida en el Instituto Aquileo Parra y en Barichara.

Este medio se comunicó con el profesor pero se abstuvo de referirse a este caso. “De eso se encarga mi abogado”, dijo.

Solo mencionó que durante el proceso se declaró inocente y que va a apelar la sentencia, en este caso, ante el Tribunal Superior de San Gil.

Por tal motivo, aún no se hace efectiva su privación de la libertad hasta tanto la condena quede en firme.

El fallo de la juez Lina María Bravo inhabilita al educador a ejercer derechos y funciones públicas “por un periodo igual al de la pena principal” y “para el desempeño de cargos, oficios o profesiones que involucren una relación directa y habitual con menores de edad”.
Sobre los hechos, el padre de la víctima destacó que en este caso uno de los agravantes fue que su hija estaba subordinada “por la edad y por la jerarquía que tenía Bermúdez en su condición de docente”.

Dijo que los mensajes insinuantes y persistentes del profesor se dieron fuera del horario académico, especialmente en las noches.

Y ante el fallo que tuvo el proceso, consideró que es muy importante porque “muchas de las conductas de acoso sexual “son archivadas por la Fiscalía, no tienen éxito porque muchas personas no denuncian o quienes fueron testigos no ayudan a la víctima”, aunque aclaró que en este caso “sí se contó con una red de apoyo empezando por el colegio, con el rector Henry Bohórquez, que fue colaborativo (…) otras niñas dijeron que fueron también víctimas, incluso una de ellas manifestó un posible acceso sexual”.

Consideró la sentencia como “importante porque es posible que sea un factor de motivación para que otras personas víctimas, no solo de este profesor sino de profesores de otras instituciones públicas o privadas, se animen a realizar estas denuncias y se den cuenta que la justicia sí pueden operar y que estos casos no queden en la impunidad”.

Recordó que “los delitos sexuales contra niños, niñas y adolescentes, según la Ley 2081 de 2021 son imprescriptibles, es decir, pasado mucho tiempo se puede interponer la denuncia”.

Sobre la condena a 15 meses de prisión impuesta contra Bermúdez, precisó que el Código de Infancia y Adolescencia establece que los delitos sexuales en menores de edad no son excarcelables ni se puede otorgar beneficios como la detención domiciliaria ni libertad condicional. Es decir, si es confirmada, debe quedar tras las rejas.

📸 Tomada de Facebook

Autor entrada: Actualidad Zuliana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.